La voz del marketing - Blog

La lógica de diseño enfocada en una experiencia sensorial virtual

28 septiembre, 2020

Los eventos no son más que un problema de diseño. Después de todo, diseñar y planear un evento significa que necesitas desarrollar un enfoque holístico. Todo está interconectado desde lo técnico hasta lo emocional y sensorial.

El sitio del evento puede afectar la experiencia de catering. El equipo de audiovisuales puede disminuir el impacto de tus panelistas. La estructura del programa de evento puede reducir la tasa de asistente por un 50% para el segundo día del evento. Estos son solo unos pocos ejemplos mostrando qué tan interrelacionados están la planeación y la administración de los eventos.

Por eso el design thinking (“lógica de diseño”) es necesario.

El design thinking es un proceso de solución creativa de problemas”. ¿Suena familiar? Porque planear y ejecutar un evento significa resolver problemas todo el día. ¿Por qué no agregar algo de creatividad al proceso?” “Experiencia sensorial” pero hoy en día podríamos agregar lo virtual, es decir ya no presencial, sino desde un computador…

¿Qué es Design Thinking?

El design thinking es centrado en el humano y encuentra soluciones que están 100% alineadas con las necesidades en las que tu audiencia piensa o la situación de su entorno lo cobija, “al emplear el design thinking, estás uniendo aquello que es deseable desde un punto de vista humano una experiencia sensorial que alimente las emociones para generar un momento inolvidable con aquello que es tecnológicamente factible desde lo virtual o digital y económicamente viable.

También habilita aquellos que no están entrenados como diseñadores para que usen herramientas creativas y traten con un vasto rango de desafíos. El proceso comienza con tomar acciones y entender los problemas correctos. Se trata de adoptar cambios de mentalidad simples y atacar los problemas desde una nueva dirección”.

¿Cómo puedes entonces aplicar este mismo enfoque a planear tu evento virtual?

Planear un evento virtual involucra un sin número de asuntos. Pero en lugar de dejarse asombrar, el design thinking nos permite replantear el problema.

Por ejemplo, puede que tengas problema para que los asistentes vayan al evento, entonces no necesitas que estén allí presencialmente, simplemente que estén en una pantalla desde un lugar del mundo y puede ser perfectamente desde su propia casa y vivan una máxima experiencia.

Lo que puedes hacer es transformar este desafío en pregunta de esta forma:

  • ¿Qué tipo de asistentes queremos ver en nuestro evento?
  • ¿Cómo realizamos un evento que es atractivo y relevante para nuestro target group?
  • ¿Cómo promovemos el evento para nuestros asistentes ideales?

Como puedes ver, esta mentalidad de dar un giro sencillo al problema te da señales de cómo incrementar la tasa de asistencia. Además, el ejercicio es muy simple, y puedes aplicarlo a todo tipo de problemas logísticos o de mercadeo de eventos.

Siempre investiga antes de actuar…

No te lances solo pensando en tu intuición. Asegúrate de recolectar y analizar primero la data, y luego toma una decisión informada y actúa acorde. Por ejemplo, en vez de simplemente decidirse por una opción de catering, pregunta a tus asistentes mediante herramientas virtuales sus preferencias y restricciones alimenticias (puedes hacer una pregunta en el formulario de registro).

Podrías sorprenderte de descubrir cuántos intolerantes a la lactosa o veganos hay asistiendo a tu evento. Esta simple pregunta te da información importante que te ayudará a ti y a tu proveedor de catering a personalizar menús basados en las necesidades y preferencias alimentarias de tus invitados y de esta forma ya comenzamos a generar experiencias sensoriales como el gusto, el olfato.

Haz de la empatía un valor cultural…

Dado que el design thinking está centrado en el ser humano, la empatía es crucial para ver las cosas a través de los ojos de tus asistentes. Por ejemplo, puede que pienses que el sitio de tu evento no necesita letreros o la trasmisión del evento no necesite acciones o efectos visuales que impacten al público. La gente podría no identificar conectores visuales para el mensaje que quieres dar. ¿Qué tan dificultoso puede ser?

Sin embargo, cuando te pones en una posición de empatía, te das cuenta de que los invitados pueden encontrar más difícil desplazarse y que fijar algunos letreros puede ser extremadamente benéfico. Más aún, desarrollar un enfoque empático te lleva a generar conexiones visuales como videos o efectos que puedan tocar su interior emocional o sensitivo, lo cual conecta desde la vista el mensaje de tu evento.

Crea un marco de trabajo que mapee el viaje del asistente…

El design thinking se concentra en desarrollar marcos de trabajo y usarlos para obtener innovar con nuevas ideas. Para la planeación de eventos virtuales, uno de estos marcos puede ser el viaje de tu asistente. Puedes diseñar la experiencia entera a partir del momento en que los invitados reciben la invitación hasta el contacto post-evento.

*Diseña soluciones efectivas para tu evento…

Lo interesante del design thinking es la posibilidad de generar soluciones. Puedes proponer una idea para superar un desafío, aplicarlo, y luego descubrir que no funciona. Por ejemplo, tal vez quieras informar a tus panelistas sobre tus requerimientos de presentación, asegurándose de que sus discursos serán entretenidos e interesantes para los invitados los cuales deben buscar generar una interacción para que la experiencia logre el objetivo esperado “El mensaje” aquí ya aplicamos el oído.

Documentar, aprender, y mejorar tus soluciones…

El elemento clave del design thinking es la posibilidad de aprender y mejorar. Asegúrate de documentar cada decisión y acción que tomes planeando y gestionando tu evento virtual. Por ejemplo, puedes tener un documento compartido de Google para trazar todas acciones de marketing y de logística, así como sus resultados.

Luego, puedes agregar las añadiduras y mejoras que hiciste y el impacto que estos cambios tuvieron en los resultados. La idea principal es trazar todo, poner este documento a disposición de tu equipo, y encontrar áreas para la mejora y la innovación.

Tal vez no seas consciente de ello, pero ya estás aplicando design thinking. Planear eventos virtuales requiere soluciones consistentes, y ya has desarrollado la mentalidad y el enfoque necesarios para la metodología de design thinking.

¿Por qué no entonces usar estas ideas poderosas para encontrar soluciones sensoriales, emocionales y creativas a tus desafíos de planeación? No es pensar fuera de lo convencional es simplemente usar los mismos recursos un poco diferente y tener a tus invitados siempre en el centro de la experiencia.

Si necesitas dar el siguiente paso comenzar a utilizar el marketing sensorial para tus productos o servicios, en Naser Publicidad en tiempo récord podemos hacerlo.

Envíanos un Whatsapp aquí https://wa.link/f9kmx9 ó llámanos al 316 246 97 21 o escríbenos un correo a marketing@naserpublicidad.org 

Por Juan Pablo Pineda

Categorías:   Eventos Marketing
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marketing de la nueva realidad

7 octubre, 2020

ablemos de marketing del retorno y es que en este confuso tiempo muchas empresas no saben que hacer…

Efecto sensorial como eje de vida

5 octubre, 2020

Punto de observación Es increíble como solo desde la observación como eje practicó  aprendes  que las acciones tangibles…

Regalos empresariales. ¿Tradicionales o sensoriales?

21 septiembre, 2020

¿Si tenemos más de 5 sentidos, por qué seguimos hablándole solo a dos? Hagamos memoria. Piensa en el…

Proyectos de
aporte social

Todos los martes un nuevo tema
“Empresarios apoyando a empresarios”

Subscríbete

Iniciativa de Naser para para proteger al peatón
“Salvamos vidas”

Síguenos