Un evento que no olvidaré « Naser Publicidad y Mercadeo, agencia de publicidad en Bogotá, Colombia

Estratégicas, Creativas y Efectivas �Como solo NASER lo sabe hacer!

Un evento que no olvidaré

Jun01 Publicado en: Blog
Por
: @lfpoder

Evento inolvidable

Hace ya algunos años, cuando recién estaba introduciéndome en este mundo del marketing y la publicidad, mi noción frente a estos dos conceptos se resumía a los comerciales (propagandas diría mi madre) que se transmitían en televisión y piezas impresas en la calle, desconociendo la cantidad de posibilidades que esta industria ofrece para realizar una ejecución.

Por aquellos días compartía tiempo con una compañera de clases que estaba un par de semestres más adelante que yo, por lo cual podía aclararme un par de dudas que me inquietaban para ese tiempo. Un día mi compañera decide invitarme al evento de lanzamiento de un producto, para ser más específico de una bebida energízante, en un principio (presa de mi desconocimiento) pensé que sería un evento aburridor de empresarios y promotores tratando de abrirte los ojos y mostrarte los supuestos beneficios de su producto ofreciéndote una pequeña muestra después de una charla agotadora, pero estaba lejos de la realidad.
Acepté la invitación a regañadientes y cumplí con la cita preparándome para lo que supuestamente venía, llegamos, y al irnos acercando a la entrada de la sala de eventos pude percibir un aroma agradable que cumplía con la función de darnos una cálida bienvenida, al entrar me sorprendió que la organización del espacio no era la de un auditorio, sino que correspondía a varios módulos o divisiones.

Transcurrieron algunos segundos y unas promotoras que hacían el papel de guías nos señalaron el recorrido que debíamos tomar, el primer módulo era una especie de habitación oscura donde se empezaron a proyectar imágenes que cumplían con la función de mostrar los efectos de la bebida, al principio imágenes borrosas y en cámara lenta que con el transcurrir del tiempo se volvían cada vez más nítidas y veloces.

Con ese anticipo supe que tenía un concepto equivocado de este tipo de eventos, mi compañera me dijo: “esto es puro marketing sensorial”, algo nuevo para mí.
Otra cosa que me llamaba la atención era la música, no era la típica música de fondo que se escucha en una reunión, era una música muy movida y envolvente que daba ganas de moverte aún sin haber probado el primer trago de la bebida energizante.

Al llegar al segundo módulo había unos tubos de aproximadamente dos metros de altura que contenían un líquido gaseoso adentro, cada tubo estaba iluminado por un color diferente lo que les daba un toque único y futurista, las promotoras empezaron a ofrecer el líquido que contenían los tubos, cada tubo era un sabor diferente de la bebida y al probarlos me di cuenta que tenían ese aroma agradable que frecuentaba en todo el salón.

De por sí ya estaba fascinado, cada parte de la organización estaba conectada y recaía en el producto, cuando llegamos al último módulo nos pusieron una especie de cascos que no había visto antes, dentro de los cascos se proyectaba una especie de videojuego donde podíamos interactuar con nuestro entorno, cada escena que logré presenciar representaba la escena ideal para consumir cada tipo de bebida, quedé boquiabierto.
Luego de esta experiencia me di cuenta que nada de lo que había visto antes en publicidad me había generado tanta recordación como aquel evento, me abrió una perspectiva diferente a la hora de generar comunicación, y me demostró que una de las maneras más eficientes de llegar al consumidor es “seduciendo sus sentidos”.

Compartir!

Deje su comentario